Las células cancerosas se dividen y se multiplican con rapidez en el cáncer. Estas células cancerosas portan diferentes tipos de elementos con carga eléctrica que desempeñan una función durante el proceso de división celular. Las demás células sanas de la región abdominal se multiplican a un ritmo mucho menor, si es que se multiplican de algún modo, o presentan propiedades diferentes como un tamaño distinto, en comparación con las células cancerosas. Por ese motivo, las células normales en raras ocasiones presentan las mismas propiedades eléctricas que las células cancerosas en división y no se espera que se vean afectadas por los TTFields.

Mecanismo de acción de los TTFields

El dispositivo NovoTTF-100L(O) que se utiliza en este estudio suministra campos eléctricos alternos de muy baja intensidad a la zona tumoral a través de la piel y a otros tejidos más superficiales. Estos campos se denominan campos eléctricos para el tratamiento de tumores o TTFields. Los estudios preclínicos mostraron que, dada la forma y el tamaño de las células cancerosas cuando se están multiplicando, los TTFields provocan un cambio de la ubicación de los elementos celulares cargados eléctricamente dentro de estas células en división, con lo que se interrumpe su actividad normal y pueden, en última instancia, provocar la muerte celular. Además, las células cancerosas también contienen minicomponentes estructurales que actúan como pequeños motores para desplazar los elementos fundamentales de las células de un lugar a otro. Los TTFields interfieren en la orientación normal de estos pequeños motores, ya que estos también están cargados eléctricamente. Como resultado de estos dos efectos, la división de las células tumorales se ralentiza, lo que puede provocar la muerte celular o la inhibición de la división celular, con lo que, después de una exposición continua a los TTFields, se inhibe el crecimiento tumoral. Los datos preliminares también indican que los TTFields podrían afectar a las células de tejido sano de la región abdominal mucho menos que a las células cancerosas, puesto que las células de tejido sano se multiplican a un ritmo mucho menor, si es que se multiplican.

La animación siguiente presenta un resumen del mecanismo de acción de los TTFields:

LOS TTFIELDS NO ESTÁN AUTORIZADOS EN EL TRATAMIENTO DEL CÁNCER DE OVARIOS. NO SE HA ESTABLECIDO LA SEGURIDAD NI LA EFICACIA DE LOS TTFIELDS EN EL CÁNCER DE OVARIOS.

[Vídeo Fundamentos científicos de los TTFields]

Experiencia clínica anterior

Se han analizado hasta la fecha diversos sistemas desarrollados para administrar TTFields a tumores diferentes. La diferencia principal entre los sistemas analizados anteriormente y el NovoTTF-100L(O) es la frecuencia de TTFields que proporciona cada sistema. El fabricante de los sistemas ajusta la frecuencia para optimizar el tratamiento de cada tipo de cáncer tratado, para lo que se basa en los datos procedentes de los experimentos realizados en el laboratorio.

El dispositivo NovoTTF-100L(O) ya se ha probado en un estudio fundamental (similar a un ensayo de seguridad/de fase 2) llevado a cabo en 31 pacientes que padecían un cáncer de ovarios recidivado en combinación con paclitaxel, para analizar la seguridad y la eficacia preliminar de los TTFields en esta indicación. El resultado de ese estudio fue la base para el diseño del estudio ENGOT-ov50/INNOVATE-3.

Otro sistema que administra TTFields (200 kHz), llamado Optune®, ha sido aprobado para el tratamiento de glioblastoma (un tipo de cáncer del cerebro) recidivado y de diagnóstico reciente por la Administración estadounidense de Alimentos y Medicamentos (FDA) en los Estados Unidos mediante una solicitud de autorización de comercialización y ha obtenido la marca CE en Europa para las mismas indicaciones.  En 2019, los TTFields fueron aprobados por la FDA como Optune Lua (anteriormente conocido como NovoTTF-100L) para el tratamiento del mesotelioma pleural maligno (MPM), en combinación con quimioterapia, mediante una solicitud de exención para un dispositivo por motivos humanitarios. En 2020, NovoTTF-100L recibió la marca CE en Europa para el mesotelioma pleural maligno.

 

Efectos secundarios

Basándose en los fundamentos científicos que sustentan los TTFields y los resultados clínicos obtenidos hasta la fecha, no se prevé que el dispositivo NovoTTF-100L(O) tenga efectos secundarios sistémicos en las pacientes que padecen cáncer de ovarios. En estudios previos realizados con Optune®, el sistema analizado en el glioblastoma, un porcentaje elevado de pacientes presentaron irritación cutánea local debajo de los transductores, que fue de leve a moderada en intensidad en la gran mayoría de los casos.

En el estudio citado anteriormente sobre el cáncer de ovarios no se produjeron efectos secundarios graves que los médicos del estudio atribuyeran a los TTFields. El único efecto secundario que se relacionó con el dispositivo fue la irritación cutánea debajo de los transductores colocados sobre la piel, que en la mayoría de los casos fue de una intensidad leve a moderada.

La información que se facilita en esta página web es parcial, y debe consultar al médico responsable de su tratamiento para conocer el perfil de seguridad completo de los TTFields.

Tenga en cuenta que, aunque la información sobre acontecimientos adversos de otros estudios clínicos puede ser pertinente para el uso del dispositivo en el cáncer de ovarios, no es necesariamente específica para esta dolencia y el estudio antes mencionado sobre el cáncer de ovarios incluyó a un reducido número de pacientes. Por consiguiente, no se ha establecido el perfil de seguridad del dispositivo para el cáncer de ovarios y puede que sea diferente.